Andrade, el último eslabón de la camada Rojinegra

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comparte esta nota en tus redes sociales

Este martes no será un día más para Walter Andrade y para Patronato. Si no hay una decisión dirigencial o del cuerpo técnico, puede ser el adiós del último referente. Al Negro se le vence su vínculo este 30 de junio.

Patronato logró crecer a través de los años con una camada importante de jugadores, que fueron cumpliendo sus ciclos en el club y por diferentes razones se fueron alejando de la canchas y del estadio Presbítero Bartolomé Grella.

El año pasado le tocó partir al máximo referente de la historia del club, al arquero Sebastián Bértoli, quedando solo Andrade uno de sus aliados más cercano en el vestuario. Anteriormente Gabriel Graciani y Lucas Márquez fueron de los más emblemáticos en marcharse, luego de haber vivido de adentro casi todos los procesos.

Patrón tiene tres ascensos con nombres repetidos y uno de esos es el zaguero central que tanto quiere el hincha, Andrade. Un futbolista que siempre evolucionó y nos asombró a todos con su crecimiento.

Cuando se llegó Patrón al Argentino A, más de uno dijo: “A Andrade no le da”. Cuando se llegó a la B Nacional, la frase se repitió: “A Andrade no le da”. Tras la llegada a Primera División, la misma historia: “A Andrade no le da”. Sin embargo siempre se preocupó por estar mejor, se ocupó y jamás dejó a Patrón en banda.

Son 15 años que se cumplen, desde aquel 2005, cuando llegó desde el Atlético Neuquén club. Son 15 años de demostración de profesionalismo y compromiso, como si fuera un hijo de la casa.

Sin dudas que no es un martes más. Sin dudas que todos estaremos pendientes a ver qué pasa, del desenlacé. No me animo a decir: “A Andrade no le da”, ya lo repetimos muchas veces y nos tapó la boca.

Patronato ha perdido mucha identidad y lamentablemente, a excepción de Lautaro Comas, ninguno de las nuevas camadas logró meterse de lleno en el club y en la cancha como estos históricos referentes.

El Santo puede perder demasiado. Un jugador leal, que es verdad que ha tenido malos partidos, pero nunca se escondió, siempre dio la cara.

Con 35 años y seguramente mucho hilo en el carretel, el zaguero espera poder negociar la continuidad. Los hinchas esperan verlo dentro del club.

Desde la llegada de Patrón a Primera el Negro jugó 66 partidos y este es el único gol que convirtió en la máxima categoría:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *